1 de agosto de 2016

El Airbus A380 y su dependencia de Emirates.

Para comenzar, nos vamos a remontar al origen del Airbus A380. Fue allá por el año 1988 cuando un grupo de ingenieros de la compañía con sede en Toulouse, Francia decidió empezar a trabajar en secreto, para desarrollar un avión de gran capacidad.  El primer objetivo era completar su oferta de aeronaves en todos los segmentos y, luego, poder terminar con la hegemonía del Boeing 747, iniciada a principios de la década del setenta. 
Algunos dicen que, en realidad, se basaron en el proyecto MD-12 iniciado por el fabricante estadounidense McDonnell Douglas a comienzos de 1990, cancelado por falta de inversores. 
Los primeros diseños se presentaron en 1992, siendo el más competitivo el elegido. Un dato interesante es que, al año siguiente, Boeing y algunas empresas más, iniciaron un estudio conjunto sobre la viabilidad de un avión con las características del MD-12. Éstos estudios fueron abandonados años más tarde. El interés de Boeing había disminuido debido a que sus analistas de mercado opinaban que era necesario invertir una montaña de dólares en un proyecto, que sería poco o nada rentable. 
En este sentido, hubo quienes criticaron la decisión del fabricante estadounidense por no seguir la carrera contra su competidor europeo en la fabricación de superjumbos. Se sabe que las estimaciones de venta esperadas por Airbus, rondaban entre los 1200 y 1500 aviones. 
Nos vamos a detener, exactamente, en este punto de la historia para afirmar que según nuestra opinión, el proyecto iniciado por el fabricante europeo fue un verdadero fracaso y corre riesgo de desaparecer en los próximos años.
A continuación, veremos un cuadro comparativo en el que se detallan las empresas operadoras del A380-800 e hicimos hincapié sobre la total y absoluta dependencia que tuvo Airbus de la aerolínea árabe, Emirates, para poder mantener con vida a su gigante.  


El cuadro es muy claro, sobre un total de 193 entregados, Emirates es propietaria del 42% de ellos y, lo más preocupante, es el detalle sobre los futuros pedidos en firme. Si quitáramos los realizados por la compañía radicada en Dubai, quedarían solo 6 pedidos en firme para la adquisición de este modelo de avión.
Además, para sostener aún más nuestra tesis, nos tomamos el trabajo de comparar las entregas del A380-800 con su antecesor el A340-600, restando las que fueron hechas a Emirates.
Los resultados a la vista son contundentes, se fabricaron solo 15 A380 más que A340-600, inclusive, tomando un año más. 


En conclusión, es irrefutable el hecho de que la vigencia del Airbus A380 estuvo y estará supeditada a la dependencia total y absoluta de lo que disponga Emirates. Además, podemos agregar que las predicciones hechas por los analistas de Boeing hace más de 20 años, eran las correctas.
La continuidad del A380 es totalmente incierta. ¿Qué pasará cuando finalicen las entregas solicitadas por Emirates. Recordemos que, el primer acuerdo era por la compra de 90 aviones y el año pasado se amplió a 100 ¿Qué puede suceder si deciden quedarse solo en 90 aeronaves? Éstas son algunas de las preguntas que los directivos de Airbus se hacen diario. 
En respuesta a ellas, se habla de una actualización, el A380neo, que incluye un nuevo diseño de alas y nuevos motores, también se estipulaba la construcción de la versión 900 para ampliar la capacidad del 800 en 50 pasajeros, aunque por el momento entraría en vigencia a partir del 2020.
El futuro de la aviación comercial se dirige a la construcción de bimotores de ultra-largo alcance como el A350-1000 o el B777-1000. 
Para cuando llegue el 2020, nos arriesgamos a decir que la fabricación de los clásicos tetra motores habrá sido una linda historia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu comentario